¡SER CASA DE ACOGIDA!

 

ANUA no cuenta con un refugio físico, por eso funciona con voluntarios que, además de ofrecer su tiempo, brindan el calor de un hogar, abriendo las puertas de su casa a los animales abandonados. Si no hay personas que ofrezcan su hogar, no podemos ayudarles.

Ser casa de acogida no genera coste alguno, la asociación corre con todos los gastos que el animal pueda suponer: comida, utensilios, veterinario, etc.

 

Las casas de acogida son muy necesarias e importantes, son el primer paso para proporcionar al animal una vida mejor, recuperándole física y psicológicamente , dándole la oportunidad de educarle para facilitar su adopción.

En este vídeo te mostramos que es ser casa de acogida, las palabras sobran...

 

 

Date la oportunidad de conocer esta forma de vida y dásela a ellos.